CR. El DEI, un legado. Angie Madrigal

Bueno, no sabía que este iba a ser mi último año en el DEI. Así que estoy agradecida eternamente con quienes pasaron por ahí y, desde sus propias vidas, me enseñaron con su ejemplo a amar la justicia, a defender los derechos, a tener dignidad, a ser consecuentes con la verdad, a hacer pensamiento crítico.
A veces hay paradojas en la vida.

Conocí a personas extraordinarias, a maestras y maestros gracias al DEI, y a ellxs les agradeceré siempre. Por gran dicha, el DEI nos trasciende, y es más que quienes estén temporalmente ahí.
Hay un legado que no podrá ser borrado nunca, así como el lugar que ya ocupa en la historia latinoamericana.

Espero que el futuro depare mucha coherencia y fuerzas para luchar por la justicia. Agradezco a la vida por haberme permitido esos años y encontrar así a personas extraordinarias en mi camino, gente que pone el cuerpo en su lucha, gente valiente, gente hermosa. Y agradezco a la vida por darme la fuerza necesaria para tener principios y dignidad.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s