EE.UU.-VENEZUELA. Menosprecio delirante. Sergio Erick Ardón Ramírez

Si hay una equivocación recurrente en las políticas de USA hacía América Latina, esa es la que nace del desconocimiento y la ignorancia sobre nuestras realidades.
Son esos vacíos los que llevan a suponer que somos pueblos sin dignidad y decoro, y que las luchas por la soberanía y la libertad, que han jalonado la historia de nuestros países, no han tenido mayor significado, ni han asentado una forma de ser entre lo mejor de nuestros pueblos.
Se nos ha menospreciado.
Por eso tantos tropiezos y tantos tumbos, y hasta iniciativas delirantes , como fueron las que tomó el gobierno de Trump, que ha sido el sumo del menosprecio y de la ignorancia.
Recordamos como se llegó al increíble extremo de ofrecer millonarias recompensas por las cabezas del presidente venezolano, y de altos funcionarios militares y políticos de ese país.
El gobierno venezolano que encabeza el presidente Nicolás Maduro es reconocido por la ONU, como el gobierno legítimo de Venezuela. Ese reconocimiento hace que Estados muy importantes del mundo mantengan las mejores relaciones diplomáticas, comerciales y económicas con Venezuela, y no hayan secundado la ficción de Juan Guaidó. Están ahí pesos pesados como China, Rusia y La India, como Irán e Indonesia, Como Turquía, y Sudáfrica, como Egipto , Nigeria y Vietnam. Y en América Latina: México, Argentina, Cuba , Bolivia, Nicaragua y la mayor parte de las islas del Caribe. Hasta sumar más de 150 países.
Fue esa otra descabellada idea que salió de la Casa Blanca ,y que embarcó a los más íntimos aliados europeos y a
los gobiernos complacientes y sumisos del continente. Aliados y gobiernos a los que se les hizo creer que el derrocamiento de Maduro era cosa de detalles.
Acusar al presidente de un estado que goza de ese reconocimiento, de narcotraficante, asesino, hambreador de su pueblo , tirano, dictador, entre otras linduras , que no requieren mayores pruebas, y ofrecer recompensa de 15 millones por su cabeza, solo cabe en las mentes afiebradas y descompuestas de quienes han ejercido el poder en Washington, educados en las formas salvajes del “Far West”.
En sus desvaríos, menosprecio e ignorancia, creyeron que los codiciosos e inmorales generales venezolanos, así los veían, correrían a hacerse con la recompensa, partiendo de que “los latinos todos son comprables”.
La equivocación les ha saltado a la cara. Nadie de importancia se inmutó, y más bien cerraron de forma más estrecha las filas.
Y es que detrás de esa actitud digna ha estado Simón Bolívar, y eso no lo sabían ni Trump, ni Pence, Ni Pompeo ni Bolton ni Abrams.
Para relacionarse con los pueblos, con cualquier pueblo, es aconsejable conocer un poco de su historia y de sus valores.
El menosprecio, la ignorancia y la falta de respeto, solo conducen al callejón sin salida, del rídiculo y al inevitable fracaso.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s