CR. Unas buenas tijeras y un buen machete y resuelto el problema. Luis Paulino Vargas Solís

Los problemas económicos de Costa Rica son difíciles, pero las soluciones son simples.

Simplísimas, más bien. O al menos, es eso lo que se desprende de lo que usualmente dicen esos celebérrimos economistas que salen 67 veces al día en los diversos medios de prensa.

Unas buenas tijeras y un buen machete, y ya tenemos resuelto el 90%. Porque, como resulta más que evidente, la gran, gran solución que estos genios de la economía proponen es podar el sector público tanto como se pueda, y darle chilillo y guayabo a empleadas y empleados públicos, quienes, como bien sabemos, son los forajidos de esta película.

El restante 10% se llena con pócimas milagrosas del tipo “simplificación de trámites”, rebaja del precio de la electricidad y de las cuotas de seguridad social, y eliminación de exoneraciones a las cooperativas.

Y listo. Una vez aplicado tan imaginativo recetario, respiraremos tranquilos y “viviremos felices para siempre”.

Puede que lo que proclaman estas eminencias no se cumpla al céntimo, ni con precisión milimétrica, pero la lógica de fondo y la orientación fundamental de las cosas, es la que ellos trazan. En líneas generales, es lo que impulsa el gobierno de Carlos Alvarado y lo que, desde la Asamblea Legislativa, exigen los diputados y diputadas.

La economía de estas lumbreras no llega ni a cuento de hadas. Si acaso es una historieta sobre fantasmas y aparecidos.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s