CR. Es la segunda vez que me pasa. Luis Paulino Vargas Solís

El lunes 30 de noviembre hice una compra por internet de varios libros a la Librería Internacional. Supuestamente debía llegar a mi casa tres días después.

Bueno, al día de hoy han transcurrido 9 días. Todavía -al momento que esto escribo- no los recibo.

Y siendo nueve los días transcurridos, además han sido tres las llamadas que he realizado. Todas en tono muy cordial y haciendo acopio de la más beatífica paciencia. Y siempre las mismas, muy atentas respuestas: “tenemos demora porque los libros no están en la bodega principal, etc. etc. etc.”.

No cuento esto por quejarme. Bueno, sí, también lo hago para quejarme. Pero sobre todo lo hago con el interés de resaltar que no es cierto que los problemas de eficiencia en nuestro país sean exclusivos del sector público. Existen en lo privado como existen en lo público. Pero igual que sería abusivo generalizar -como alguna gente rabiosamente insiste en hacerlo- cuando se trata de lo público, también sería inapropiado hacerlo tratándose de lo privado.

Lo que sí tengo claro, es que la Librería Internacional no es exactamente un portento de eficiencia. Baste decir que es la segunda vez que me pasa.

LIBRERIA INTERNACIONAL

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s