CR. ¿Aceptaría usted ese préstamo? César Olivares

Si usted pide un préstamo es normal que el banco le pida información acerca de sus ingresos y acerca de obligaciones que usted tenga. Es normal que el banco determine su capacidad de pago.

Concedido el crédito, usted queda con la obligación de pagar en el plazo y la forma convenidos.

Eso es normal, muy normal.

¿Aceptaría usted que el banco le diga cuánto puede gastar cada mes en comida, cuánto en ropa, cuánto en paseos y cuánto en cines y restaurantes?

¿Tomaría usted ese préstamo si a cambio tuviera que presentarle al banco una lista completa de las cosas que ha comprado, con el compromiso de no pasarse en nada de los límites que el banco le impone?

Esa es la diferencia entre un préstamo normal y un préstamo del Fondo Monetario Internacional.

En un préstamo normal el país se compromete a pagar el préstamo.

En un préstamo con el FMI el país se compromete a pagar el préstamo y, además, se somete a políticas impuestas por el FMI acerca del manejo de las finanzas públicas.

¿Aceptaría usted un préstamo en esas condiciones?

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s