CR. ¿Amar a los demás como a uno mismo? Juan Félix Castro Soto

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo”: así fue como el mundo se llenó de odio.

Amar a los demás como a uno mismo solo serviría como método de exterminio: dime cuánto te odias y te diré quien eres. Porque el odio hacia el prójimo es el reflejo del que nosotros mismos nos profesamos.

De modo, que la calidad del ser se debería evaluar sobre la cantidad de odio y de sus formas diversas de manifestarse. En términos de generalidad, cuanto más se odia más se visibiliza el amor desde su carácter utópico. El amor no existe, sino como anhelo, como aspiración, como algo a lo cual se llega no de lo cual se parte. Como el horizonte, tan seductor como inaccesible.

Pero el amor no es algo independiente de los estilos de vida, tampoco del modelo social en el cual vivimos, es decir, para aprender a amar hace falta una sociedad que lo permita. En la que vivimos lo que conocemos como posibilidad de amar es una arista del discurso comercial disfrazado.

Hay quienes aprenden a odiar, así demuestran sus más sinceros, comprometidos y dignificantes intentos de expresar el verdadero amor.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s