MÉXICO. ¡Se acabó! Sergio Erick Ardón Ramírez

Nada ha sido más parecido a un reinado que la presidencia de México.

Los presidentes gozan de inmensas potestades entre las que están la más absoluta impunidad.Ni aún una vez dejado el cargo, podían ser juzgados por delito alguno. Algo parecido a lo que los monárquicos españoles defienden para su ex-rey en fuga. Pues bien, en México todo esto de la impunidad pasó a la historia.Por iniciativa del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, las instancias legislativas , han aprobado la derogatoria de ese privilegio para los ex-presidentes y el propio presidente en ejercicio. Los legisladores hicieron extensiva la medida para que tampoco cuenten con inmunidad ni los senadores ni los diputados.

La votación fue de 89 a favor y 23 en contra . Quienes se opusieron fueron los senadores de la derecha. Por tanto, los muy cuestionados ex-presidentes del periodo neoliberal, Fox, Calderón y Peña Nieto, así como Cedillo, tendrán que rendir cuentas por sus fechorías, como cualquier hijo de vecino. Un paso grande que hace historia, y que refuerza la democracia mexicana.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s