CR. Mejor que se apeen de su nube rosa. Luis Paulino Vargas Solís

“Darle una señal positiva a los mercados y a los inversionistas”

Ese es el mensaje tranquilizador que diputados y diputadas repiten, al aprobar recortes al presupuesto del gobierno por ₡162 mil millones.

¿Tranquilizador? Quizá para los fanáticos anti-estatistas, siempre sedientos de sangre.

Más allá de esas calenturas ideológicas, la inevitable realidad es que vendrán restricciones a los servicios y, en consecuencia, más necesidades desatendidas. Y justo en momentos en que la crisis multiplica esas necesidades, y hace más necesario contar con un sector público, al cual cabe exigirle máximo compromiso y empeño, pero sin despojarlo del músculo necesario que la situación demanda.

En semanas recientes hemos constatado que nuestra paz social es muy frágil, y que a duras penas hace equilibrios al borde del abismo.

Este tipo de decisiones agregan leña seca a la hoguera. Y el incendio no lo provocarán ni liderarán los sindicatos del sector público, como no fueron éstos los que movieron los recientes movimientos de protesta.

Ya sabemos que diputadas y diputados se desviven por complacer a las cámaras empresariales, y por recitar el catecismo de la ortodoxia económica.

Pero mejor que se apeen de su nube rosa: una Costa Rica socialmente convulsa, y sumida en la crisis económica, no causará ninguna buena impresión a los míticos mercados ni a sus semidioses, los inversionistas.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s