CR. Consumismo (líbrame Dios). Sergio Erick Ardón

Soy uno de los tantos que vemos como un espanto el consumismo, lacra que nos han metido bajo montañas de propaganda y de toda clase de mensajes subliminales. Campañas y mensajes que nos han convertido en una doliente sociedad en la que es más importante tener que ser.
Quique Soto, un notable ingeniero estructural, con el que compartí muchas veces, al toparme una vez por las calles de Alajuela, puso cara de resignación y me dijo, con su gracia de siempre: “Aquí donde me ves voy con mi salario recién cobrado, como una víctima más de ese mal que nos carcome que se llama consumismo, a comprar lo accesorio y lo innecesario”.
Quique reconocía su condición de víctima. Como él conozco muchos.
Cuando veo y oigo los cuentos de que se aproxima el Viernes Negro, o la Semana Negra, o el Mes Negro, y los diarios y la televisión se llenan de ofertas, de lo tanto accesorio e innecesario, se me paran los pelos de punta.
Como bien decía alguien por ahí. Me ahorraré el 100% de todos los artículos que vendan , porque no compraré ninguno.
En todo caso, si no podés evitarlo , comprate algo que sea de fabricación nacional, aunque no tenga mayor utilidad.
La economía nacional no se reactiva vaciando los bolsillos de los que poco tienen . Los que si hacen su agosto, además de los comerciantes, son los bancos con sus múltiples tarjetas de endeudamiento.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s