CR. Horas enteras leyendo la Biblia. Enrique Gómez Ross

Durante un tiempo viví con mis Abuelos Maternos, fanáticos protestantes, ahí era prohibido escuchar emisoras o leer cosas que no tuvieran que ver con su religión.
Un tío mío, adolescente, pasaba horas enteras leyendo la Biblia, arrecostado a un sofá. Mi Abuelo pasaba de vez en cuando y le decía, hay mijito, como me alegra verte leyendo la Sagrada Palabra de Dios. ¿Porqué versículo va?
Un día accidentalmente me encontré la Biblia debajo de la almohada de su cama y sorpresa.
“Era solamente el empaste de la Biblia, dentro de ella lo que había era una novela del Santo, el enmascarado de Plata” que estaba muy de moda en esos años.
Lógicamente como buen sobrino, de mi tío que para mí era como un héroe, guardé el secreto, hasta ahora lo revelo, pero sé que de Facebook no pasará.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s