CR. ¡Qué cansado y qué torpe! Sergio Erick Ardón Ramírez

Que uno de los personajes que arrastra mayor desprestigio en el escenario político nacional, se haya lanzado a la ofensiva , sin empacho ni pudor alguno , y pretenda convertirse en portavoz de la extrema derecha costarricense, haciendo afirmaciones que van de obsoletas a torpes, ensombrece aún más el horizonte.
Otto Guevara Guth tiene ya un largo andar. Ha sido candidato infinidad de veces, a la cabeza de sus libertarios. Ha repetido cuantas veces se lo han permitido las leyes, como diputado.
Y como es un vividor de la política, ha cometido errores que lo han evidenciado. Acusado de múltiples falsedades , de manejos turbios de los dineros públicos, de búsqueda de ventajas, de aprovechamientos y sinvergüenzadas, optó por disolver su partido, pero no para retirarse con la cabeza baja , como le correspondía, sino para tratar de capear la justicia y evadir responsabilidades.
Ahora , con nuevo look , como cualquier actor de novela rosa, de barba cana muy bien trabajada, sale a las redes sociales , asumiendo el papel de defensor de la libertad. Cosa que ya no le luce.
Me he topado con algunas de sus “sesudas” y ” novedosas” diatribas, lanzando el anzuelo entre lo más retrógrado, conservador y despistado de la derecha nacional.
Acusa al gobierno neoliberal de Alvarado de ser “socialista”, dice que los programas educativos siembran el odio y fomentan el socialismo y el ateísmo, y para completar su demagógico y cansón mensaje, y con singular y especial creatividad, usa el terrible “argumento” imposible de rebatir, para demoler a los que defendemos posiciones de izquierda, y nos invita a dejar el país, renunciar a nuestra responsabilidad ciudadana, e irnos a vivir a Cuba o a Venezuela. A que pasemos las calamidades que han traído a esos países las prácticas socialistas. Por supuesto no hace referencia alguna, se le debilitaría la invitación al auto-exilio a que nos convoca, a los bloqueos económicos, comerciales y financieros que sufren esos países agredidos y acosados. Seguramente que estas agresiones y acosos los justificaría en nombre de la “libertad”.
Con ese tipo de discurso se nos presenta el Otto Guevara renovado, de voz sonora y pinta de chulo.
Dispuesto una vez más, a pescar incautos y despistados.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s