CR. Todas las rosas tienen su principito. Claudio Enrique Monge Pereira

Todas las rosas tienen su PRINCIPITO, y cualquier lugar es su PLANETA si hay amor
recorriendo sus montañas, sus llanuras y sus mares.
Si algunas no lo perciben es porque caminan distraídas.
Algunos PLANETAS incurren también en esos descuidos,
igualmente por llevar distraído su corazón. No existen malas intenciones…ellas y ellos son amor.
Las ROSAS no detienen su mirada en la forma del planeta que eligen para embellecerlo. Los
PLANETAS tampoco rechazan ser germinados y cosechados por ellas. La comunicación de buena fe y voluntad siempre será la LLAVE DORADA para jamás dejar de florecer y perfumar el UNIVERSO. Las ROSAS contagian con su familiar belleza cualquier lugar que las acoja. Y en su ESENCIA contagian con sus perfumes sublimes ese espacio que las recibe con entusiasmo y amor. La ROSA no rechaza a quien la AMA: la ROSA en sí misma es amor, es esencia…es VIDA, y todos los seres humanos somos rosas y somos planetas. Lo importante es no renunciar a serlo.

ClaMo
Toyopán, ZURQUÍ

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s