CR. Castigo a asalariados y pequeños emprendimientos. Giovanni Beluche Velásquez

El país enfrenta una crisis fiscal sin precedentes y castigan a las personas asalariadas y pequeños emprendimientos empobreciéndolos.
Cero medidas para poner a pagar a tanto empresario evasor y elusor.
Ahora los ilustres diputados proponen exonerar del pago de impuestos sobre la renta a cualquier organización que se declare religiosa.
Monte su negocio, abra una carpa, ponga 100 sillas e inscríbase como organización religiosa: negocio garantizado.
Más bien deberían gravar los ingresos millonarios que se echan a la bolsa tantos “pastores” que amasan fortunas mediante el engaño a gente humilde. Y en algunos casos deberían judicializarlos por el delito de estafa.
Debe existir libertad de culto, pero no libertad para robarle a los creyentes.
Basta de componendas politiqueras. No se vale que fracciones legislativas de los partidos políticos autoproclamados “cristianos” legislen en provecho propio.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s