CR. Atreverse a ser sensibles. Rodolfo Gerardo Oreamuno Ramírez

ATREVERSE a ser sensibles en un mundo tan superficial y fríbolo como este -que escogimos como la gran escuela para nuestras almas- es sin duda un acto de rebeldía que merece la soprendente experiencia de la reciprocidad; la ternura, el cariño, y las buenas intenciones compartidas.

Foto: Tony Madrigal

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s