CR. Esto debe corregirse. Gabriel González Vega

¿Acaso es razonable y justo regalar nuestros impuestos a religiosos particulares para que hagan politiquería, repartiendo dádivas, mientras que ya no se podrá entregar los premios nacionales en arte y ciencia como estímulo a estas áreas clave?

La pésima cultura política que sufrimos en estos días, y la ignorancia científica que lleva a negar la pandemia, son producto de nuestra lamentable educación primaria y secundaria y de haber arrinconado el arte y la ciencia.

¿Cómo es posible que muchas iglesias llenas de escándalos financieros y de abuso sexual, o que son centros de adoctrinamiento contra los derechos humanos, o clubes partidarios, negocios de diezmo y fábricas de odio, no paguen impuestos, mientras la gente carece de empleo y pasa hambre, y ahora, con un recorte brutal a Cultura, también quieren asfixiar a la ciencia y al arte?

La diversidad religiosa se respeta, pero las iglesias privadas no se deben financiar con nuestros impuestos.

¿Acaso no comprenden los gobernantes que el sector cultura es de los más golpeados por la pandemia (y víctima de una pésima jerarca ministerial), y ahora pretenden terminar de destruirlo? En cambio, mantienen la inmensa deuda política adelantada, fuente de innumerables chorizos, y muchas exoneraciones innecesarias y hasta absurdas.

Esto debe corregirse.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s