CR. Hay que felicitar al arquitecto. Carlos A. Solano Orozco

En verdad hay que felicitar al arquitecto de este edificio pues tuvo la inspiración necesaria para captar la percepción histórica que tenemos los costarricenses de la asamblea legislativa.

Un lugar cerrado, sólo para un grupito selecto. Con rendijas en lugar de ventanas, para que los de adentro vigilen a los que estamos afuera, para cerciorarse de que aún estamos dormidos. Un sitio lúgubre en el que se toman decisiones que afectan nuestra economía, bienestar y forma de vida. Algo donde todo se torna gris, sin color, sin sabor, pero si con olor a podrido. Cuadrado, como las mentes de la mayoría que merodea allí dentro. Estático, inmóvil, sin alma, insensible, muerto en vida.

En síntesis…¡un excelente retrato de la realidad!

Mis respetos para el artista.

*Marianella Ribas Fallas

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s