CR. Desde una cantina. David Díaz-Arias

El diputado Benavides se queja de que Célimo Guido diera una conferencia de prensa desde una cantina.

A mi más bien me pareció sincero el espacio del acto; en cantinas, en el pasado, se tomaron decisiones de Estado, se escribieron poemas, novelas y cuentos, se discutió sobre historia, se crearon canciones inolvidables y artistas y hasta sesionaron consejos universitarios. La cantina era parte del alma nacional.

Pero esto no es una apología de la cantina. Lo que quiero decir es que quizás el problema político no esté en los espacios sino en los contenidos.

Por eso, no se puede llegar a acuerdos solo con grupos en casa presidencial o en el Congreso. Por eso, no se puede negociar el futuro del país solo con cámaras de empresarios. Por eso, la gente en la calle, la que tiene furia social, no se calma con una cadena de televisión.

Si los políticos en general no han entendido eso (y parece que no, al oírlos hablar del gobierno como único responsable), entonces estamos condenados a que la fractura social se vuelva total.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s