CR. Pongámonos serios. Juan Carlos Obando Umaña

Querid@s amig@s, no se que me resulta más confuso y frustrante para salir del barrial en el que hemos caído.

Por un lado escucho las vociferaciones de un sector en contra de José Miguel Corrales, Celimo Guido y ahora Albino Vargas por tener la osadía de haber convocado los bloqueos y con ello sumar al país en un caos mayor.

Y me pregunto: esperábamos desfiles cívicos al estilo 15 de setiembre o un adelantado Festival de la Luz, un día de bulla e insultos y todos para la casa?

Que otro resultado que no fuera CAOS: lecheros sin entregar leche, frutas podridas en los containers de exportación, distribución de productos paralizados, servicios paralizados, la economía estancada. Que esperaban?

Ellos no me presentan gritan otros! Por supuesto que NO! Pero si no son ellos, quienes? Es que violan la ley, por supuesto que la violan, pero el Gobierno si puede violar a discreción cada uno de nuestros derechos?

Alto a las agresiones, por supuesto que también? Pero no es el Gobierno que provoca el ataque con las agresiones diarias y perversas para obtener más recursos y seguir en la fiesta sin fin?

No es acaso que luchamos contra la ineptocracia Gobernante, por su indiferencia, sordera, ineficiencia, incapacidad y el cinismo que los lleva a guardar silencio y mantenerse inoperantes?

Para que mesa de diálogo, si entre nosotros mismos descalificamos por cultura, a los posibles representantes de los sectores. No nos podemos poner de acuerdo ni para celebrar un minuto de silencio.

Pretenden resolver 40 años de entuertos, ocurrencias, despilfarros y perversas legislaciones con memes y descalificaciones de todos contra todos.

Será por eso que no es de extrañar que en la calle todos se aprovechen contra todos, como si aniquilarnos entre nosotros se resuelve toda diferencia y se restablece el orden.

Mientras tanto para Carlos Alvarado y la corte de ineptos que lo rodean, ven con satisfacción cómo nos desangramos entre nosotros sin plan de ruta y sin dirección.

Para nada les afecta el circo que hemos montado y la falta de liderazgo para dirigir al movimiento cívico nacional.

Si no recapacitamos, si no inyectamos serenidad, si no provocamos el diálogo entre nosotros mismos, si no establecemos una agenda común, si no confiamos en nuestros líderes sectoriales, si no nos ponemos de acuerdo entre nosotros mismos primero, haremos lo mismo que tanto le condenamos al Gobierno y la vamos a CAGAR por partida doble.

Para reflexión!

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s