CR. Homeneje en vida. Aurelia Valentina Dobles

Le escribo ahora porque sabemos todos que se está despidiendo, dejémonos de silencios. No voy a hacerlo cuando ella ya no pueda leerlo. Discúlpenme. Sé que soy atrevida, quién me dice cuánto más va a vivir y mi falta de tacto al decirlo a los cuatro vientos. Nadie sabe cuándo… Solo su hado… Y decírselo a ella: pero si lo sabe, no es mujer que le huya a las circunstancias. Y decírselo a sus hijos: pero si merecen que ella se sepa apreciada, valorada, querida.
Es que Roxana Campos ya se dio a todos los vientos, se mostró, se demostró en un país que en su tiempo (aún hoy) castiga a las mujeres “públicas”, en su caso sobre las tablas, o en sus adhesiones francas y en las manifestaciones políticas y feministas, una y esas veces: presente la Campos.
Quiero que ella sepa cuán importante ha sido para todos en nuestro círculo tan a menudo colocho teatral, artístico y costarricense. Y en mi caso también familiar: la quieren mis chiquillos y yo porque ahora que lo pienso, sin estar tan cerca, lo hemos estado. Compartimos una época, estos haceres, nuestras gentes de teatro y de cultura. Tan revolcados últimamente, tan atónitos. Tan desafiados a demostrarnos imprescindibles.
Lo seremos, Roxa: sos de ese bando. Allí, donde todos padecemos o hemos padecido la misma pasión incendiaria: nos gusta tanto encendernos en un fuego que dura apenas lo que dura una función, o una palabra, o una exposición, un aplauso, y luego extinguirnos. Amantes de lo fugaz, a sabiendas de que de eso se trata todo esto: una función efímera.
Y así una y otra vez: renacer de las cenizas es vocacional. Que de ese fuego estás hecha, Roxa, y extinguirte ahora no es más que salir de escena para al fin encenderte en tu propia llama eterna.
Y en las chispas que nos dejás, sobre todo ese trío de hermosuras que encendiste en la tierra, con tu carácter tan fuerte y tu impronta tan fuerte, actriz de carácter, ¿qué duda cabe?. Quien diga que el teatro costarricense no tiene tu rostro grabado, se lo come la injusticia. La Campos es la que siempre cumplió a cabalidad su(s) papeles, los llenaba con su voz y su presencia orondas en las tablas. Una real criatura de las que la CNT llama ahora “animal de teatro”. Con ese fuego que llevabas desaforado (fuera del aforo del escenario), y por eso la bohemia y la autodramaturgia, y qué… No se puede crear incendios sin chamuscar algo.
Y vamos a echarte de menos el tiempillo que nos quede -si todos estamos en fila para cerrar el telón… De las últimas veces atesoro encontrarte en el Mercado Central con tu hija Valentina a punto de parir, vos casi casi sosteniendo su perfecta tinaja al borde para regarle al mundo al Luca… Como antes vos habías esparcido en la tierra a Danny, a la Valen y a Ítalo.
Siempre nos hemos querido como madres en medio de nuestras trifulcas. No olvido los cumpleaños de chiquillos en el Parque del Este, o la bailada en la fiesta del Ítalo que se iba y regresó, soñadoras impenitentes.
Y Marenco orbitándolo todo, cómo no, enseñándonos ustedes dos que la pareja dispareja lo es sin seguir siéndolo, para este instante que vivimos encendidos: ensayo que es a la vez estreno y despedida.
Y tus “pensamientos de una chiquita pobre” que nos regalabas a cuentagotas aquí en el Facebook, nos volvían a recordar a quiénes arrastramos en este país, de dónde venimos, y para dónde no debemos seguir desbarrancando a la gente. Tu izquierda sin desvíos me recuerda también la sinceridad de tus obras de teatro, Pablo José, El cristal de mi infancia, penumbra familiar de lo que aún ocurre en Costa Rica. Que por favor no la olvide el medio nacional en su faceta como dramaturga,
cuando la nombren como la fabulosa actriz que ha sido,
lo magnifica profesora,
lo madraza.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s