CR. Somos luz y sombra. Edmundo Retana Jiménez

Dicen las autoridades a cargo de la emergencia que, de mantenerse la tendencia actual, en unas tres semanas la afluencia de personas a los hospitales por la pandemia será tan alta que el personal médico tendrá que decidir a quien intentar salvar y a quien no.

Sé trata de una disyuntiva fatal, nunca antes vivida en nuestro sistema de salud.

Se estima como las causas centrales del incremento de casos el incumplimiento de las medidas sanitarias en sectores de la población y la misma apertura económica. O sea que nos estamos dejando morir, visto el asunto en un sentido amplio.

Algo pasa en nosotros. Algo profundo e inexplicable.

Solo queda abonar a la esperanza. A la fe. A la entrega de unos para salvaguardar a otros. Y pensar que somos trigo y también cizaña. Que somos luz y sombra. Y que a veces dilapidamos lo único que tenemos, como seres incomprensibles y crueles.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s