CR-HEREDIA-SAN ISIDRO. Claudio Enrique Monge Pereira

Antes de la Caminata por los montes que amo, este ZURQUÍ o su hermanito menor el TURÚ, me santiguo por si las moscas. Uno se topa con maravillosas sorpresas que nos embelesan el Espíritu. En esta ocasión me encontré a pocos centímetros con esta Amiga. La verdad que al “otro potrero” se puede pasar en un descuido ínfimo. Entonces brotan los recuerdos: los más sublimes y los más perversos. Y el sacrificio del GÓLGOTA se nos presenta cotidiano, y por lo menos para mí siempre está aquí en mi corazón; ya sea en la destrucción de nuestras selvas o en el llamado “progreso”; que a su paso tantas veces es una crucifixión metálica. Y claro, el amor me hace gorgoritos en el pecho, como los ojitos de agua que miran y cantan.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s