CR-ZARCERO. Una nota del diario Vivir. Ángela Ulibarri

Me escapé un ratito y me fui donde mí amiga Katia Vega, casi mí hija, a dejarle un regalito por su boda, a la que no pude asistir por razones obvias.

Llegué como a las tres de la tarde, y arreglamos el mundo.

Al rato llegó Javier, su recién estrenado marido, al que conozco dese hace años pues es nieto de un boyero zarcereño muy querido: Félix Alpízar.

Y en diez minutos alistó el queso que comen todas las tardes.Lo desboronó, echó especies, después agua hirviendo, lo metió en un molde y ! Listo!

Mientras, Katia palmeó las tortillas y chorreó café.

Me encantó ver cómo conservan las tradiciones de los abuelos.

Una pareja muy trabajadora: ella haciendo teletrabajo como vendedora de Superbloque, y los fines de semana va con Javier a la finca ganadera de la familia, en Pocosol, hace queso, ordeña y le da comida a unas hermosa cabras que allí tienen.

Javier,durante la semana reparte el queso en comercios y casas.

Una pareja sancarleña. zarcereña, que se conserva los valores de trabajo y las tradiciones ticas.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s