CR. Nos dirigimos al despeñadero. Luissiana Naranjo

Peste… 1500 muertos. No hay descenso y nos dirigimos al despeñadero. Que el riesgo que tomemos porque hay que trabajar, sea responsable, muy a conciencia de lo que enfrentamos. Cada vez es menos quedarse en casa. No aflojemos. Distanciamiento. Lavarse las manos. Y empezar a adaptarnos al riesgo, despiertos. Ya ven que hablar de vida es maravilloso. Pues la «normalidad» de tantas muertes es lo que nunca podré ver normal. Pesan, los días pesan, parecen de profecías. Todo lo mejor para todos.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s