CR-HEREDIA-SAN ISIDRO. ¿Se equivocó la paloma? Claudio Enrique Monge Pereira

Su madre anidó cerca de mi alero, en un arbusto de “HUELE NOCHE” (DAMAS). El polluelo fue creciendo y su nido se hizo pequeño. La mamá un día no regresó. Yo le daba bichitos y cabitos de fruta a mi “huésped”. Fue creciendo y yo lo acariciaba. Un día lo animé a volar y en varios intentos lo logró. De vez en cuando regresa. Baja y come algo de lo silvestre que aquí abunda. Se posa en esas ramas su rato y luego se va. Le silbo y me mira en paz!

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s