CR-Escuela Buen Vivir, miembros. Priscilla Eugenia Díaz Morales, Paso Ancho / Desamparados.

Mi nombre es Priscilla Eugenia Díaz Morales, soy tocaya de mi mamá Priscilla y también de mi abuela materna María Eugenia, nací el 13 de setiembre de 1988, en mi amado Barrio del Sur, Paso Ancho, el domingo cumpliré 32 años, nunca he logrado identificarme con las características de mi signo solar, Virgo, ni de su respectivo elemento Tierra, hace poco descubrí que mi signo lunar es Libra, elemento Aire, y que mi ascendente es Cáncer, elemento Agua, me identifico mucho con este último, soy una mujer muy emocional, lo que llaman Persona Altamente Sensible (PAS) lo que me permite descubrir y comprender las emociones de los demás y por ende poner en práctica la empatía, he tenido que atravesar un proceso de control de la ira porque es a través de esta emoción que fluye mi tristeza, me he apoyado en la psicoterapia, estoy aprendiendo a conocerme mejor, a aprender a ser y estar, me expreso a través de la escritura, me inclino hacia la poesía, me gusta el arte en general, fue gracias a Café Sin Azúcar que me involucré con seres sentipensantes y pude experimentar el sentido de pertenencia, disfruto mucho las caminatas de montaña, la conexión con Pachamama, me defino como aprendiz, todavía me falta mucho camino en la sabiduría del Buen Vivir y agradezco infinitamente la oportunidad que me abre este grupo virtual de tener contacto con ese conocimiento y sobre todo esa práctica tan enriquecedora. Soy mamá, mi hijo se llama Santiago, el 3 de setiembre cumplió 3 años, es uno de mis maestros de vida, he aprendido tanto de él desde el primer momento que supe de su existencia, convivo con él y también mi compañero de vida, Jean Carlos, quien me enseñó a conocerme mejor y encarar lo que debo mejorar, por lo que lo considero mi alma gemela. Tengo como proyecto estudiar para ser maestra de educación primaria, quiero trabajar en educación pública, para sembrar semillas de amor y conocimiento en los niños y las niñas. Por el momento estoy dedicada a la crianza de mi hijo y a nuestro hogar, por voluntad propia. Disfruto el hoy, el aquí y el ahora, mientras construyo en mi mente y corazón otros caminos posibles de recorrer. Les envío un gran y fuerte abrazo de caracol.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s