CR. Recordando salones de baile.

Me lo enviaron por messenger sin decirme quién lo escribió:

Se cuenta que allá, por los años 50, en la Sodita El Valle (en La Uruca), se presentó un señor vestido de negro que bailó durante toda la noche y que, al despedirse, entregó al salonero, como propina, una moneda hirviente; al punto desapareció dejando un intenso olor a azufre. La leyenda de que el diablo se había aparecido en la Sodita El Valle servía para disuadir a las señoritas de acercarse a los salones de baile; pero estos ya formaban parte de nuestra cultura popular.
Al sur de San José había un salón de mala muerte llamado Broadway, más conocido como La Batidora o El Magiruz . El propietario era una persona cuyos nombres y apellidos se desconocen, pero todos lo recuerdan como “Veintiuno” . Su pista de baile fue famosa por el brillo y la calidad de la madera.
Hacia el centro de la ciudad se frecuentaban salones de mayor abolengo: El Sesteo (en el costado noroeste del parque Central), donde tocaba la orquesta de Gilberto Murillo; La Orquídea (en el paseo de los Estudiantes), cuya orquesta titular era la de Néstor Cubero, y la Casa España. El Club Unión se caracterizaba por su elegancia, y ofrecía a la orquesta de Rafa Pérez.
En el Hotel Costa Rica se organizaban espléndidos bailes con la orquesta de Julio Barquero. En los años 40, detrás de la Librería Universal se abrió El Bambú, que durante muchos años fue la sede de la orquesta de Lubín Barahona. Aquí debutó el bolerista Jorge Duarte.
También en los cantones más poblados hubo salas de baile, como la Unión Deportiva Tibaseña y la Unión Deportiva Moravia. En Coronado existió el Club Sport Uruguay; en Zapote, El Montecarlo y El Platense, ambos de gran tradición.
Memorables también son El Valencia (Curridabat), el Salón de Chepe Sequeira (Guadalupe) y el Salón Muñoz (San Pedro). En el antiguo aeropuerto de La Sabana se bailaba los fines de semana con las mejores orquestas de la capital.
Por esa zona también se abrió el Tennis Club. En Escazú, el Country Club reunía a una clientela muy selecta, y la Boite Europa recibía a un público de clase media.
Pirateado:
A inicios de los años 50 apareció una singular moda en algunos salones: el baile pirateado . Fue un estilo que hizo el bolero más rápido y cortado, casi un “barroco” del género con aires de pasos de tango. Desde luego, fue mal visto por la alta sociedad y se lo practicó solamente en los salones de dudosa reputación.
Se cree que ese estilo se originó en el Pirata’s Club, salón de baile de La Uruca, cerca del puente Torres. A ese sitio acudían los mejores bailarines, quienes sofisticaron la danza hasta fundar una nueva coreografía, manifestación cultural de la ciudad. Otros afirman que tal baile salió de los salones del centro de San José donde se reunían “marginales” que enfatizaban lo rocambolesco en el bolero.
Uno de esos salones fue El Murciélago, en la avenida Central; otro, el Salón Rosemary, al sur de la capital, y El Atlético, en las inmediaciones de parada de buses de la Coca-Cola. Estos lugares fueron bautizados con el nombre de ‘chisperos’.
Cerca del Hospital San Juan de Dios existía un lugar famoso por la calidad de la música que contenía su rocola: El Náutico, administrado por la familia Morera; años después, esta fundó otra sala de baile no menos recordada: El Aloha, en barrio Los Ángeles. Por esa zona estuvo El Orión, y, en barrio Cuba, El Habana, cuyas puertas todavía están abiertas.
Iconos populares:
Por diversos motivos, algunos salones de baile marcaron la historia de San José; dejaron de ser simples lugares de diversión para convertirse en iconos o en referentes de la cultura popular de nuestro país.
El salón Los Juncales, en Desamparados, era obligado para los bailarines de sábado y domingos por la tarde. La orquesta La Tremenda de los Juncales estaba formada por músicos de otras agrupaciones, quienes por la noche cumplían con sus compromisos profesionales.
El Hawai, en Moravia, fue la sede de la orquesta La Fabulosa, del maestro Otto Vargas. Toda una generación se convirtió en seguidora de este grupo, y El Hawai pasó a ser un punto de diversión que ya entró en la mitología urbana.
Aún activo se mantiene El Club Sport Herediano, en el centro de la ciudad, cerca de la avenida Segunda. Por allí han pasado las mejores orquestas del país y una infinidad de artistas extranjeros.
En la misma avenida Segunda estaban La Terraza y El Casino. A principios de los años 70, en Sabanilla, se fundó el Salón Versalles, que luego se transformó en SUS, la casa del grupo Sus Diamantes.
En Puntarenas, durante las famosas temporadas de verano, el salón Los Baños recibía a cientos de bailadores de todo el país. Luego se llamó el Caracol.
Allí tocaron las mejores orquestas ticas y aparecieron grandes cantantes, quienes se trasladaban a San José en busca de oportunidades. De allí salieron Gilberto Hernández y Luis Molina.
En ese puerto también se recuerda el Victory Club. Bailes con orquesta ofrecían, en sus ciudades, el salón de la Liga Deportiva Alajuelense y la sede del Club Sport Herediano.
Los últimos salones de trascendencia fueron Los Higuerones, Los Maderos, El Gran Parqueo, El Yugo, Los Jocotes, La Galera, La Cima, El Trapiche de Lencho, El Palenque de Ojo de Agua, El Jorón, El Típico Latino, El Bohío, El Barco del Amor, El Turrialtico, las Huacas, balneario Las Américas y Los Molinos entre otros. Discoteques como Plaza, Cocoloco, La Rueda, La Troja, La Burbuja, Momentos, ETCÉTERA, Shalakos, Aquarius, Disco Salsa 54, Infinito, Doble Cero, Dinastía, Talamanca y Leonardo’s, también estuvieron presentes en esa época.
Si la sociedad es hoy inimaginable sin computadoras y centros comerciales, hace sesenta años no se la concebía sin salas de baile, sitios esenciales de encuentro y socialización de nuestra gente.

*Stella Chinchilla Mora

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s