CR. Arriar velas. Santiago Porras Jiménez

Una tormenta mayor amenaza a nuestro país, según los conocedores la forma de combatirla será con más impuestos, reducción de gastos, venta de activos, explotación de recursos naturales o préstamos que hipotecarán nuestro futuro.

Cada uno de esos “remedios” nos afectará, es decir, seremos los patos de la fiesta. Algunos grupos poderosos lograrán, no solo aportar menos de lo que deberían, sino hacer pingües negocios. Para eso LES elegimos (también por omisión) una mayoría legislativa a su servicio.

Muchos, afanosos, se la pasan criticando a los políticos visibles, señalándoles lo que consideran sus errores o actos corruptos, mientras tanto la labor de zapa en contra del estado solidario se ejecuta con eficiencia y total tranquilidad por parte de sus perpetradores.

Veo que muchos no se dan cuenta de qué lado deben estar. Al atacar sin discriminación a las cabezas visibles de nuestras instituciones públicas, creyendo defenderlas, las debilitan, haciéndole el trabajo sucio a sus verdaderos enemigos.

Cuando se avizora una tormenta, los marineros arrían las velas para enfrentarla como mejor puedan; cada uno, ante la que se nos viene, tendrá que hacer lo propio con las velas de su barca.

Yo, desde mi insignificancia, he procurado no añadir un solo granito de arena a la confusión ni a las dificultades reinantes. Sé que no saldré indemne de esta crisis, sólo aspiro a sobrevivirla con dignidad. Ya he arriado mis velas.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s