CR-HEREDIA-SAN ISIDRO. La pitahaya. Claudio Enrique Monge Pereira

De los quehaceres que alegran y embellecen mi existencia. Y es tan fácil de reproducir: muy agradecida es y se aferra a tapias, postes, troncos…paredes y hasta en macetas. Dice una leyenda que leí en una revista, o que quizás soñé alguna vez, que sus flores se anuncian para recordar a quien las sembró. Entonces se dejan libar su miel por las abejitas MARIOLAS que son las mensajeras del Sembrador.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s