CR. Merezco la cajita Blanca. Luis Paulino Vargas Solís

Bueno, ya entendí y seguramente me merezco la cajita blanca.

El caso es que en algún momento imaginé que los muy ricos de Costa Rica, lo ricos de a de veras, iban a entender el desafío excepcional que la crisis del #Covid 19 plantea a la sociedad costarricense, y se iban a meter la mano en el bolsillo, dispuestos a dar algo. Nunca supuse que fuese la gran cosa, es decir, jamás les imaginé entregando la mitad de su fortuna para repartirla entre las personas pobres. Mi ingenuidad, siendo grandecilla como es, no daba para tanto.

Pero sí supuse que eran, no propiamente sensibles y compasivos, sino simplemente sensatos. Es decir, aunque iluso, no lo soy tanto como para creer en los buenos sentimientos de esas personas. Pero sí les atribuí la capacidad de evaluar sus propias conveniencias más allá de lo inmediato y cortoplacista.

Tamaño error. No es así en absoluto. Esta gente no mira más allá de la punta de su propia nariz.

Con tal de preservar intacta la enorme riqueza que acaparan, les importa un rábano que de la crisis emerja una Costa Rica empobrecida y mucho más inequitativa.

Su mezquindad no les permite entender que la paz social es una condición esencial para que sus tan idolatrados negocios puedan florecer.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s