CR. La vida es muy frágil. Mariselle Calderón

Hoy hace dos semanas mí padre sufrió una caída, se le fracturó el fémur, el estuvo muy mal la primera semana, luego de estabilizarlo lo operaron anoche y todo salió de forma exitosa.
Una sola vez nos han dado permiso de verlo, yo fui la afortunada, 5 minutos y a tres metros de distancia.
Todo esto me muestra que el virus de moda es un peligro pero hay que vivir con él, me alegra haber decidido con mis hermanas dejar un poco de lado el peligro y con medidas estar y acompañar a mís padres desde hace varios meses ya. Decido no aislarme del mundo, el día que vuelva a ver a mí padre lo voy a abrazar lo más fuerte que pueda. La vida es muy frágil para que un virus me haga distanciarme de mis seres queridos y seres queridos son los que me quieren también y quieren verme, abrazo al que quiere y me veo con el que quiere. Esto ya para mí es un antes y un después. Decirles pues que yo respeto las leyes impuestas, pero por amor decido que soy un ser de compañía y quiero estrechar la mano de mís seres queridos, darles un abrazo, tomarme un café, una cerveza, un almuerzo, que de paso hay que activar el comercio, recordar también que en este planeta los seres humanos tenemos que trabajar para comer.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s