CR. De cómo José León Sánchez salvó la vida de don Manuel Mora. Daniel Acuña

… Inicio de los años 50; época en la que Figueres era presidente de la República y su ministro de seguridad, un furibundo anticomunista y criminal militar de carrera, llamado Frank Marshall.
En el teatro Raventós, integrantes del aparato represivo del estado a las órdenes de Marshall, encontraron una bomba. De forma arbitraria Marshall y sus asesores vincularon a Manuel con este hecho. Lo hicieron preso y lo enviaron a la penitenciaria central donde fraguaron un siniestro plan para asesinarlo. En su libro autobiográfico “Cuando Nos Alcanza El Ayer” ( Editorial Grijalbo. Mexico pág 75 )Jose Leon Sánchez nos cuenta:
“…. despues nos fuimos enterando de lo que sucedio en las propias palabras de don Manuel Mora. l5 reos habitábamos el Salon de los Tigres. Hombres acusados de crímenes terribles y cuyo solo nombre henchiá al odio en el pueblo de Costa Rica.
Sonó una campana y se abrió una reja larga y negra. Los guardias tiraron sobre las gradas a un hombre mayor de traje de casimir . Una hora antes el teniente Astúa nos reunió para decirnos;
dentro de una hora llegará un hijodeputa politico. Hagan con él lo que quieran. Nosotros no vamos a oir ni ver nada,
El hombre que ingresba era Manuel Mora jefe del Partido Comunista de Costa Rica.
De inmediato tres hombres se abalanzan sobre el reo. Era la idea darle de puñaladas como lo habia insinuado el Teniente Aztua.
Sadi Garcia, Wille Crespi y yo nos interpusimos entre el reo y los tres que le querian apuñalar.
Les hice una observacion-
— Si ustedes matan a este hombre, de inmediato ingresan los soldados y
nos han de matar a todos.
Sadi, Willie y yo acuerpamos al reo hasta nuestra propia celda. Nos contaba don Manuel, que un hombre habia puesto una bomba en el Teatro Raventos en la hora de una pelicula para niños y no estalló. Se acusaba al partido comunista que por una orden de Manuel Mora la bomba fue puesta ahí… “
Al día siguiente y al enterarse el partido comunista de la detención de Manuel, se apersonaron en gran cantidad de sus miembros y simpatizantes a la penitenciaria a exigir la liberación de su líder. Unas horas después, fue puesto en libertad.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s