BOLIVIA. Dos semanas de protestas y bloqueos. Francisco Cordero-Gené

Sindicatos de campesinos y mineros simpatizantes del partido Movimiento al Socialismo del ex presidente Evo Morales, se rehúsan a terminar las protestas y bloqueos que ya llevan dos semanas en Bolivia. Muchos de ellos con palos, otros con armas, exigen elecciones inmediatas para reemplazar el gobierno interino de Jeanine Áñez. Los más radicales, incluso, piden su renuncia. A estos manifestantes se han enfrentado en las calles otros sectores de la población que rechazan “la violencia masista”. La confrontación ya ha tomado tintes de conflicto interno armado. Además, los bloqueos han obstaculizado el abastecimiento de oxígeno, medicamentos y comida, en medio de la crisis hospitalaria que vive el país por la pandemia y las dificultades económicas. Las protestas estallaron por la decisión del Tribunal Supremo Electoral de aplazar por segunda vez, por razones sanitarias, las elecciones de septiembre, que inicialmente estaban planeadas para mayo. Ahora los comicios quedaron para el 18 de octubre. Los manifestantes reclaman que el tribunal tomó la decisión para permitir a Áñez permanecer en el poder y debilitar la campaña de Luis Arce, candidato del MAS, que pinta como el más opcionado. Esta es la continuación de la inestabilidad política y social que vive Bolivia desde la renuncia de Evo Morales a la presidencia el año pasado, en medio de acusaciones de fraude electoral.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s