CR. Noche de anafre y carbón. Ifigenia Quintanilla Jiménez

Creo que este chunche es maravilloso. Permite un fuego discreto, rojo, incandescente. Es como para poner a quemar todos los males, y a la vez hacer comida deliciosa. Oigo el pollo envuelto en hojas de banano chisporretear, me llega el olor y se me alegra la vida. En días aciagos hay que prender las brasas y comer y beber y respirar. Especialmente respirar.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s