CR-PÉREZ ZELEDÓN. Un buen momento para replantearse todo. Chema Medina

La Encerrona como una Catarsis. Este periodo creado por la ‘pandemia’ y que ha forzado tantos cambios en el comportar de la sociedad, lo veo como un buen momento para replantearse todo, una catarsis.Es como que se nos esta dando la oportunidad de hacerse una limpieza del espíritu, un reajuste psicológico a la forma de pensar, ver y ser.No solo el planeta necesita una regeneración, pero los individuos también; pues estamos todos conectados, Gaia nos une. Creo que si queremos encontrar una armonía con nuestro medio ambiente, con nuestro planeta, con nuestra Madre Tierra, con Pachamama; primero habría que regenerarnos a nosotros mismos. Una nueva forma de pensar, de ver el mundo y comprender el Cosmos; sus ciclos, sus cambios.Cada vez que una civilización sucumbe a los ciclos de la historia, nos deja un mensaje místico, un legado que solo se entiende por medio de mitos y leyendas, nada que ver con la lógica ni la razón. Aun cuando busquemos respuestas en la ciencia, pues esta esta tan limitada como todo lo que hay todavía por descubrir.Pareciera que este reto evolutivo que el torbellino de los tiempos nos presenta, es mas intenso de lo que nos pudieramos imaginar, una sociedad esencialmente consentida por medio del consumismo; lo cual a creado un estado de indiferencia y apatía, intensificando la ingenuidad, como que nunca llego a madurar y se sigue tomando la situación como un juego y con poca seriedad.Aunque hay muchos que están empezando a preocuparse, pues están viendo las fauces de la historia, todavía no se dan cuenta que fácilmente la historia devora sociedades enteras. Mucho dicen que es tiempo de despertar de ese aletargo, un hipnotismo inducido por la misma sociedad que respaldamos, pero creo que mas que un despertar es un estimularse y animarse a ser parte de un cambio radical. Ahí es donde una catarsis es fundamental, y ¿come se induce una catarsis? con la abstinencia, el ayuno, la meditación, paseos por el bosque, sumergirse en una poza y dejar que las cascadeantes aguas le bañen a uno, dejarse revolcar por la olas de mar, mirar al firmamento, las nubes que pasan y perderse en el brillo de las estrellas; hasta que ese momento de revelación le surque por la mente…

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s