CR-Poesia. XXV. Ad infinitum. Ronald Bonilla

XXV

AD INFINITUM

Puedo ver más allá,

extender estas alas,

ser más que esta cicatriz,

aprovechar el naufragio

para vencer la tormenta.

Puedo oler la mañana

que amanezco contigo,

con ese trozo de pan y el café

que se levanta en el espíritu

de tu sonrisa.

Puedo oírte en la música

Inolvidable

y oír cómo se desgarran los violines

para predecir incandescencias,

ser en tu voz

un hombre rescatado del olvido,

no ser más una sombra ambulante

en pos de tímidos alientos.

Puedo palpar al fondo de la noche

que la piedra o el pétalo

están transidos por el mismo camino

que se traza al andar.

No importa llegar o no

a nuestro destino efímero,

dame las manos, saludemos al viento

o al sol que reclama el sudor

de nuestros poros imantados.

No importa caer;

estoy a veces desvalido,

a veces doy de bruces contra el pavimento

y ya no sé levantarme

si no vienes

y tiendes el puente de tus brazos

hospitalarios.

No importa haber olvidado la meta.

Todo es tan trivial

que vale la pena detenernos,

respirar… respirar…

meditar… Todo está en su sitio

esta mañana.

De mi libro inédito HERIDA DE AGUA

Finalista al VIII PREMIO IBEROAMERICANO DE POESÍA PILAR FERNÁNDEZ LABRADOR, SALAMANCA, ESPAÑA

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s