CR-MOSCÚ. Seres nobles. Claudio Enrique Monge Pereira

Es difícil imaginarse cómo funciona el corazón de las persona cazadoras, hombres y mujeres, para apuntar sus armas contra estos maravillosos SERES NOBLES.
Corría el año 1973, me invitaron a relatarle historias de Costa Rica a los niños de un Internado en las afueras de Moscú. Tuve que viajar en tren unos 300 Km entre espesos y maravillosos Bosques de Abedules y Coníferas. Ya avanzado el viaje detuvieron el tren en medio Bosque. Alguna gente se bajó y caminaba hacia la cabecera. Hice lo mismo. Y qué maravillosa sorpresa: unos inmensos ejemplares de estos tranquilos se estacionaron en plena vía férrea. Era la primera vez que los veía y no los imagina tan altos y fornidos. No se inmutaban. Y lo más bello fue que nadie los perturbó. Cuando ellos decidieron adentrarse en su Bosque, el tren continuó su marcha. Otra cultura: otro mundo!

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s