CR. La gran huelga bananera, 1934. Víctor Polini

2020-4-8.
1934
La huelga bananera del Atlántico o Gran Huelga Bananera fue una huelga general realizada en Costa Rica entre los empleados de la poderosa United Fruit Company en 1934 y fue una de las primeras movilizaciones obreras de importancia del país, aunque no la primera pues ésta fue la huelga de obreros italianos en la construcción del Ferrocarril al Atlántico en 1888.

Inicia el 4 de agosto de 1934 en la localidad de Veintiséis Millas donde el Congreso de Trabajadores del Atlántico liderado por el escritor, dirigente y trabajador bananero Carlos Luis Fallas presenta un pliego de peticiones a la gerencia de la UFCo, que son rechazadas. El presidente en el poder era el abogado liberal Ricardo Jiménez Oreamuno, de ideas progresistas y que se había enfrentado antes a la UFCo, y la huelga tuvo desde un inicio el decidido apoyo político y organizativo del recién fundado Partido Comunista Costarricense al que pertenecía el mismo Fallas, así como otras figuras como el Secretario General del Partido Manuel Mora Valverde, el futuro secretario general Arnoldo Ferreto Segura y la escritora Carmen Lyra.​

La huelga fue una de las mayores en vastedad pues se extendió desde Turrialba hasta la frontera panameña, con epicentros importante en Siquirres, Guácimo y Parismina.
Costa Rica, para el año 1934 tenía poco menos de 500 000 habitantes, unos 150 000 trabajadores activos, la provincia de Limón, epicentro de la huelga poco menos de 35 000 habitantes. En la huelga bananera de 1934 participaron cerca de 10 000 obreros y sus familias. Fue el hecho más importante de la lucha de clases en América Latina ese año.
La huelga tuvo dos etapas bien definidas. La primera (entre el 9 de agosto y el 28 de agosto) se caracterizó por un ascenso de la lucha, un acatamiento masivo del paro y una lucha tenaz contra las maniobras de la compañía. Desde un principio el gobierno del presidente Ricardo Jiménez respondió reprimiendo, militarizando la provincia. Al cabo de unas semanas de heroica lucha, se lograría un acuerdo mediante el cual la United se comprometía a mejorar los salarios y pagarlos en efectivo, proporcionar viviendas decentes y servicios higiénicos y el gobierno se comprometía a suspender los juicios contra los dirigentes encarcelados.

Firmado el acuerdo preliminar, Carlos Luis Fallas solicitó un tren para el Comité Central de Huelga, así recorrió las plantaciones y haciendo Asambleas obreras en las distintas fincas, se aprobó finalmente el acuerdo. Se pensó que se trataba del primer triunfo, así sea parcial, contra la poderosa United Fruit Company; no obstante, el Gobierno no garantizó el cumplimiento de lo pactado.

En la segunda etapa de la lucha (del 31 de agosto al 16 de septiembre), como los trabajadores habían retornado a sus labores, la United aprovechó para violar las condiciones del arreglo.

A pesar de la incertidumbre inicial y la campaña orquestada por la compañía, se reactiva el Comité de Huelga y la lucha estalla de nuevo, ahora con el desarrollo de comités de solidaridad en el resto de las provincias. El Gobierno arrecia la represión e intenta derrotar por hambre y aislamiento la segunda fase de la huelga.

Los comités de huelga continúan heroicamente la lucha, obstruyendo y saboteando las vías del tren para evitar la carga de banano y destruyendo las cosechas, pero el despliegue policial y el aislamiento empezó a surtir un efecto negativo.

Luego caerían presos los principales dirigentes de la huelga, el movimiento quedó descabezado y se fue debilitando hasta que los obreros desgastados suspendieron la huelga.
Al analizar la huelga bananera de 1934 varias conclusiones políticas, aún valiosas: 1) Esta huelga logró la unidad entre trabajadores costarricenses y nicaragüenses, blancos y negros. 2) Fue una “escuela de guerra” para la clase trabajadora por las múltiples tareas y métodos de lucha que tuvo que utilizar: actividad parlamentaria, solidaridad obrera, comités de seguridad y alimentación, democracia obrera en las asambleas. 3) Solo es posible el desarrollo de la actividad sindical, si está al frente un partido político obrero y revolucionario.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s