EE.UU. Complicación diplomática. César Olivares

A mi, francamente, ni fu ni fa que unos gobiernos reconozcan el triunfo de Biden y otros esperen. Primero porque no tienen esos reconocimientos ningún efecto en la cuestión. El reconocimiento de otros es importante cuando hay litigios en países muy dependientes, pero es irrelevante cuando las diferencias se producen en un país tan poderoso como Estados Unidos. Segundo, porque esos reconocimientos, cuando se producen de abajo hacia arriba, como es el caso, tienen un inconfundible tufillo de oportunismo servil.

Tratándose de relaciones entre estados, tiene muchísima importancia el pronunciamiento de los organismos oficiales. En las recientes elecciones de Estados Unidos no hay ningún pronunciamiento de ningún organismo oficial. La proclamación de Biden como presidente electo ha sido hecha por los medios de prensa según sus proyecciones. Y se da la circunstancia de que ni el presidente ni el partido republicano han reconocido la derrota.

Los resultados son muy claros y la elección de Biden innegable, pero carece de aval oficial.

Me parece que una diplomacia prudente, no servil ni oportunista, debería esperar resultados oficiales o el reconocimiento del partido derrotado.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s