CR-HEREDIA-SAN ISIDRO. Trabajar la tierra. Claudio Enrique Monge Pereira

Trabajar la tierra no cansa. Si cansa la inacción. Percibir su aroma es privilegio de Ángeles en semilla. Meterse en la tierra para cultivarla es cómo regresar al vientre materno. Al caer la casi noche, sentarse un rato en el Corredor es tan exquisito como deslizarse por la curvatura del arcoíris y terminar en los brazos amados. La tierra acepta hasta el monumento más sencillo sonriéndose con sus flores. Respiras pausadamente y el amor se vuelve musgo tierno…y enredadera enamorada de su tronco.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s