CR. Hijos de la Luz. Claudio Enrique Monge Pereira

De tanto llamar a su puerta se quebraron los nudos de mis dedos. Soy un simple ser humano, a ratos Homo Sapiens o un extraño animal con palabras. Nací. Crecí. Me desarrollé y sólo falta la última etapa de este viaje; aunque a veces a uno lo asesinan cuando grita su rabia contra la injusticia. Amo y seguiré amando: al fin y al cabo, a pesar de todo, en el fondo uno siente que sí somos hijos de la LUZ.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s