CR-GUANACASTE. ¡No vamos a callar más! Beto Arnoldo Campos

“Me siento orgulloso de un pueblo silencioso, permanece allí, pero no tiene miedo de avanzar. . .” A Nicoya año tras año llegan todo tipo de promesas y discursos con el cliché romántico, con el que, los presidentes en turno, quieren endulzar a la población guanacasteca.¿Qué la anexión está asociada con la paz? Entonces, nos preguntamos ¿cuál paz?, cuando la realidad es que en la actualidad el gobierno viene eliminando el estado social de derecho, y con esto quitándole la paz no solo a Guanacaste, sino también, a todo el pueblo costarricense, y en especial, a quienes menos tienen.Hablar de paz en tiempos revueltos, resulta contradictorio cuando se está a favor de las élites económicas más ricas, las mismas que eluden y evaden impuestos y se enriquecen de manera ilegal; mientras el sector más sencillo de la población busca como llevar el sustento día a día. Es ahí donde nos damos cuenta que, no todo el mundo tiene paz.Hablar de paz cuando se está intentando privatizar la seguridad social, es una demagogia y una completa falta de respeto al pueblo costarricense. En las últimas oraciones presidenciales hemos escuchado, repetidamente, hablar de desarrollo para quienes más lo necesitan, sin embargo, este discurso tiene más palabras que hechos; a este momento no se cuenta con un proyecto de reactivación económica ejecutado de manera satisfactoria; por el contrario, existen propuestas para eliminar y flexibilizar jornadas de trabajo, así como colocar impuestos a los salarios de la clase trabajadora.Ahora el señor presidente dice estar orgulloso de los y las agricultores que salen adelante, ¿Sabrá este señor que la provincia del Guanacaste es una de las más empobrecidas? ¿Sabrá acaso que se cometen innumerables injusticias sociales por parte de los grandes empresarios de fincas agrícolas? donde no se respetan los derechos laborales y humanos, y donde las personas trabajadoras, laboran en condiciones paupérrimas.”Me siento orgulloso de un pueblo silencioso, permanece allí, pero no tiene miedo de avanzar” Hace un año el presidente Carlos Alvarado gritó un discurso oportunista; hoy le decimos:¡NO VAMOS A CALLAR MÁS!No callaremos ante el atropello de nuestros derechos, gritaremos por la defensa de nuestra democracia, queremos que se gobierne para el pueblo y no para los grandes empresarios privilegiados, ya nadie está en silencio, se exige respeto y que se trabaje para el mandato por el cual fue puesto y elegido como presidente.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s