TURQUÍA. Santa Sofía. Sergio Erick Ardón Ramírez

Cuando el imperio bizantino tenía a Constantinopla como su capital fue construida una inmensa catedral, la más grande de la cristiandad. Su nombre Santa Sofía.
Al caer Constantinopla en manos de los turcos otomanos en 1453 la catedral fue convertida en mezquita y la ciudad pasó a llamarse Estambul. Fueron construidos cuatro altos miranetes a la usanza mahometana.
Fue el modernizador de Turquía, Kemal Ataturk quien en 1934, dispuso brindar la inmensa edificación a la humanidad y convirtió a Santa Sofía en un museo.
La principal atracción turística de Turquía ha sido justamente Santa Sofia, visitada el año pasado por tres millones ochocientas mil personas.
El gobierno conservador y nacionalista islámico de Erdogan ha resuelto que Santa Sofía vuelve a ser mezquita.
Ayer se le estrenó con plegarias y festejos.
Tanto la Iglesia Católica como la Iglesia Ortodoxa han manifestado su pesar.
Los turcos, mayoritariamente, seguidores del Islam están felices.
Quienes la quieran visitar de ahora en adelante tendrán que aprender a respetar las usanzas mahometanas.
Algunas de las fotos que acompañan este comentario las tomamos en una visita que tuvimos la dicha de hacer hará unos cuatro años.
.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s