CR-NICARAGUA. 19 de Julio. Sergio Erick Ardón Ramírez

Se oían pitos, la gente en las calles agitaba banderas rojinegras. Los más despistados creían que la Liga había ganado otro campeonato- entonces lo hacía- pero no, el motivo de tanta algarabía era otro.
Tras años de lucha desigual, en un tortuoso camino regado de cadáveres y anegado con ríos de sangre generosa, finalmente la tiranía somocista pasaba a la historia.
Más de cuarenta años, que dejaron a NIcargua suspendida en el tiempo, terminaban.
Y eso también lo celebrábamos en Alajuela.
Y es que a lo largo de todos estos años fuimos muchos los costarricenses que dimos el paso al frente y dijimos presente.
A aquellos muchachos que se jugaban y que perdían la vida, había que ayudarlos. Su causa era justa y sus sueños enaltecedores.
La alegría que sentimos aquel 19 de julio cuando supimos que la victoria era nuestra, si también nuestra, era más que justificable.
Incomprensión, persecución, infamias, desaciertos, desencuentros, de todo esto había habido en los años previos.
Con la huida de Somoza y su séquito de torturadores y ladrones se abrían para Nicaragua las puertas de un futuro de leche y miel.
No era tan fácil, eso lo supimos luego.
Una interminable y sangrienta guerra de desgaste de diez años, impuesta desde fuera, errores, inconsecuencias, traiciones, fueron levantando barreras díficiles de superar.
Pero las alegrías y los sueños desatados aquel 19 de Julio de 1979, siguen ahí, plenamente reivindicables. Atisbando.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s