CR-HEREDIA-SAN ISIDRO. Midrash hagadá en tiempos de pandemia. Claudio Enrique Monge Pereira

el

ClaMo por su atención:

Hace unos días recibí una solicitud de amistad de una chica como de unos 18 años … y la mera verdad llamó demasiado mi atención.
Me entró curiosidad para saber por qué una jovencita que podría ser mi Nieta quería ser mi amiga en Face. ¿Qué podía haber visto de especial en mi perfil? Así que acepté su solicitud. Luego ella empezó a enviarme mensajes privados, los cuales aumentaron esta curiosidad que siempre ha sido intrínseca a mi formación.
Muy amable me saludó y le respondí.
Me preguntó mi edad y como no tiene sentido inventar nada al respecto, se la solté. Ella dijo que me veía muy bien y atractivo. Debo confesar que sus halagos me agradaron. Al fin y al cabo soy un Soñador homólogo de aquel Viejo que solía leer Novelas de Amor.
Seguimos conversando por un buen rato y de un momento a otro soltó esta pregunta: “podríamos hablar cosas de adultos ?..”
Después de un rato le contesté que sí y ella respondió con una carita de esas que han venido a reemplazar los idiomas y que lo dejan a uno al bate, pero yo inferí que era algo eufórico.
Me dijo “gracias guapo” y me tuteo…”tú empieza …”
Y bueno, le empecé relatando que me dolían las rodillas y cadera casi todo el Santo día, la espalda cuando hacía mucho ejercicio trabajando la tierra, que se me hinchaban los pies, que soy diabético, que se me alborota el Pereira y me pongo de maravillas cuando me JUZGAN MAL INJUSTAMENTE o afirman babosadas en general y otras cosas que me llenan la cachimba de tierra; que soy muy independiente, que cuando sufro o entristezco me da mucho insomnio, que necesito anteojos para leer, que duermo untado de ungüentos para dizque aliviar dolores musculares; inclusive uno que se llama “MARIGUANOL” que sirve nada más para espantar los zancudos. Agregué que me encanta la música de los años 70, que tengo el Colón inflamado y que si como de noche me desvelo y debo dormir casi sentado.
Al esperar que respondiera ella no supe qué pasó…pero me bloqueó. Y yo me reía como loquito pensando qué Juventud más extraña, por decir algo suave: Quieren platicar acerca de cosas “de adultos” y veo que no las toleran ni soportan. Podemos entonces reírnos y carcajearnos…y hasta brindar 

(Si lo leíste todo, tenés la libertad de enriquecerlo con tus características y cualidades y compartirlo. Sólo se vale enriquecer el texto, género literario válido en la tradición señalada en el siguiente enlace

***https://es.m.wikipedia.org/wiki/Hagadá

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s