CR. Ni siquiera un poco de decencia. Óscar Madrigal

el

“HAY QUE ELIMINAR EL GASTO SUPERFLUO”.

Con esta frase el Ministro de la Presidencia indicó que el congelamiento de los salarios rige por 4 años para todos los trabajadores y trabajadoras del sector público, para 320 mil funcionarios.

En 4 años -al menos- los salarios en el tiempo se depreciarán, tendrán cada vez menos valor. En palabras cristianas, 320 mil personas y muchas familias se empobrecerán en este periodo.

Es evidente que los principales PERDEDORES de esta crisis son los empleados del sector público, todos, sin excepción: los burocrátas de la Contraloría, los maestros que forman a las nuevas generaciones, los recolectores de basura, los jueces que imparten justicia, los policías, el cirujano que hace un trasplante o el médico que cura una gripe.

Si el costo de vida sube lo que suba, estos trabajadores tendrán que acomadar su nivel de consumo a salarios congelados.

También es claro que el Gobierno ha optado por una “reactivación” económica que se fundamenta en 3 pilares: el empobrecimiento de las clases medias, el endeudamiento, principalmente externo y los subsidios y rebajas de cargas al empresariado. La solidaridad tendrá una sola cara.

Este Gobierno pretende hipotecar el futuro de nuestros hijos y nietos, empobrecer al pueblo, cargar sobre sus espaldas el costo de la reactivación y continuar otorgando privilegios al sector de los grandes empresarios.

De este Gobierno ya no es posible esperar ni siquiera un poco de decencia.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s