CR-ZAPOTE. “Sin justicia no hay paz”. Marielos Méndez

el

Durante muchos años guardaba en mi inconsciente imagenes de Estados Unidos como aquellas que se veían en las películas y las series de television… ¡que ingenuidad!!! Como un país de opulencia y felicidad, al que las personas migraban para hacerse ricos, aquel paraíso soñado por muchos. Personas que empeñaban sus terrenos y casas por el “sueño americano”, que venían con maletas repletas de ropa “americana” y en el bolsillo buenos dólares … no sabía entonces que esas personas tenían que trabajar jornadas extenuantes en pésimas condiciones, sin garantías ni seguro social, que pagaban muy alto el precio en su salud e integridad, para volver a CR con plata.
Esas imágenes en mi memoria fueron destiñendose al leer historia, noticias y análisis de fuentes confiables, no de noticieros comprados como algunos nuestros o CNN, que retratan a un país donde reina la violencia y la explotación contra los migrantes, migrantes que han levantado con sus fuerzas ese país. Un país donde la esclavitud cobró a lo largo de su historia muchas vidas, donde las diferencias raciales no han dejado de existir y más bien se hacen cada vez más evidentes.
Empecé a mirar más allá…un país en el que las desigualdades son obscenas, donde gran cantidad de la población vive en las calles, donde las personas no tienen seguro social y el consumismo es desmedido, donde no hay conciencia de sostenibilidad, más bien los gobiernos niegan su adhesión a los convenios internacionales para el control del cambio climático.
Un país que gasta sumas exorbitantes en armamento y crean matráfulas para invadir y destruir a otros países, con el fin de apoderarse así de las riquezas que poseen.
Un país que exalta la supremacía de los blancos y que cree inferiores a todo aquellos que no calzan en sus estándares de “belleza”.
Un país en el que tienen jaulas para niños migrantes detenidos y los presos políticos durante décadas encarcelados en el confín de la tierra sin derecho a defensa y menos a presunción de inocencia.
La noticia de la muerte de un ser humano de piel negra a manos de un despiadado policía es una muestra del odio latente en ese país.
Las protestas son enormes y no las pueden acallar aunque tengan tanto poder armamentista.
En el país de Disney y Hollywood la comedia dirigida por un loco despiadado llamado Trump se cae a pedazos, y la consigna de los manifestantes no cesa: “sin justicia, no hay paz”

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s