CR-SAN CARLOS-Buen Vivir. 20 mil árboles: la herencia de la Abuela Ecológica “Bertalia González” en todo el país.

POR MARCELA DELGADO -18 MAYO, 2020

Lo que doña Bertalia González dejó al país, no se puede comprar con dinero pero sí se puede respirar.

La Abuela Ecológica dejó este mundo el pasado viernes 15 de mayo pero antes de irse, dejó asegurado el futuro de muchas generaciones y el de muchos animales.

A lo largo de 6 años, desde que nació La Fundación Abuela Ecológica, sembró nada más y nada menos: 20 mil árboles por todo el país.

«Se llevaron árboles para la Zona Sur, para Guanacaste, Sarapiquí, San José, Limón, Puntarenas y toda la gente que venía a visitar a mami se llevaba mínimo un arbolito pero aparte, hay cientos de de miles de semillas que repartimos», contó Laura Alfaro, su hija y ahora líder de la fundación.

Esas semillas, quedaron en las manos y el corazón de cientos de Guías y Scouts, niños de la Cruz Roja, niños de la Fuerza Pública, grupos ambientalistas, centros educativos y hasta instituciones locales.

«Ella decía que la Fundación iba a ser para toda la vida, es para el país de San Carlos, Costa Rica y el mundo decía mi mamita y solo el año pasado sembramos 10 mil árboles pero en cada uno de los corazones de los chiquitos que tocó, quedó algo», añadió Laura.

Mantener la Fundación a flote es ahora el gran reto para la familia de la Abuela. A causa de la pandemia, los ingresos dejaron de llegar pero ahora más que nunca, luchan por mantener vivas las intenciones de sembrar más y más árboles en todo el país.

«Tenemos como unos 3 mil árboles que hay que embolsar, ocupamos bolsas y tierra abonada por que si no se pueden perder y sería una lástima. Necesitamos bolsas, abono, tierra por que hay campañas pendientes y los necesitamos», agregó su hija.

Aún postrada en su cama y en sus últimos suspiros, doña Bertalia pedía fuerza para sembrar más árboles, para asegurar el alimento de los animales y para garantizar nuevas generaciones vieran árboles a su alrededor.

Doña Bertalia y su hija Laura, fuera de su casa en el Barrio el Campo.

Incluso, la acera frente a su casa era uno de sus espacios favoritos pues ahí guardaba las semillas y los pequeños árboles que tenía listos para las campañas que iba a iniciar en junio.

La Campaña Lapa Verde, es la que sigue, junto a Vías y Fauna Silvestre Huetar Norte. Son 5 mil árboles de almendro para dar suficiente alimento a esta especie animal a lo largo y ancho de todo el cantón.

Otro de los proyectos que quedó pendiente es la construcción de viveros propios para dejar de comprar árboles a distintas organizaciones y que, por sus propios medios, la Fundación pueda producirlos.

El sábado anterior, solo un día después de su muerte, los 10 hijos y 30 nietos de la Abuela Ecológica la recordaron como ella deseaba: sembraron árboles cerca de su casa en los que, sin duda florecerá su alma.

De la Abuela, nos vamos a acordar cada vez que veamos a las llanuras y el verde de los árboles sea lo que nos llame la atención.

Ese, es el legado que todos debemos ahora asumir. Doña Bertalia falleció a sus 84 años…

Si usted quiere colaborar con la fundación, puede contactar a Laura al 6060 7894.

*San Carlos digital

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s