CR. Un día como hoy. Ana Tristán Sánchez

Cuando ingresé a la escuela “en un día como hoy”, mi madre me llevó en bus. Era la Escuela Julia Lang (edificio metálico que en aquella época tenía dos escuelas, para mujeres y la otra para hombres -Buenaventura Corrales-). Cuando me dejó en la entrada me dijo: “Para regresar a la casa tome el bus de Guadalupe en el parque Morazán (a 100 mts.); no coja San Antonio de Guadalupe porque ese no pasa por el parque de Guadalupe. Hasta luego.” Y Anita entró a la escuela y cuando salió se fue al parque a coger el bus. Todo salió bien. Hoy viendo la cantidad de busetas que llevan y traen a los niños y niñas de la Buenaventura, observo cuánto ha cambiado este país. Ya los niños y niñas no pueden viajar solos en los buses. Las madres y padres de escasos recursos les llevan en bus y quienes no tienen tiempo por trabajo ni transporte propio, y poseen mayor capacidad económica, les mandan en buseta. Prefiero la vida de antes.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s