CR. Las armas al servicio de los votos. Julia Ardón Morera

Una cosa muy bonita e importante que ocurre en Costa Rica es que cuando hay elecciones toda la policía ( porque acá no hay ejército) pasa a las órdenes del Tribunal Supremo de Elecciones y el Poder Ejecutivo se tiene que hacer a un lado. Las armas se pasan al servicio de los votos.
Esa disposición visionaria de algunos de nuestros antepasados refuerza el contenido civilista de nuestra democracia.

En Costa Rica no mandan las armas.
En Costa Rica las armas están al servicio del poder civil, y el Presidente y sus Ministros no pueden dar órdenes a ningún órgano armado del día de las elecciones.

Eso es bueno, bonito y además: barato.
Porque caro le ha resultado a otros pueblos darle demasiado poder a los militares, a los ejércitos y a los señores pistoleros y matones, que quitan, ponen o sostienen gobiernos sustentados en el poder que les da tener armas.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s