ESPAÑA abre camino andando. César Olivares

el

España tiene hoy el único gobierno progresista de Europa. Con Portugal ahora en el centro, toda la Europa no ibérica es una mancha de derecha.

La cola europea de aquellos tiempos de la dictadura de Franco se pone hoy a la cabeza. La mejor Europa no comienza ya en los Pirineos, termina en los Pirineos.

La formación del gobierno encabezado por el presidente socialista Pedro Sánchez culmina la segunda fase de la primera jornada hacia la formación de un gobierno de coalición del partido socialista (PSOE, socialdemócrata) y Unidas Podemos (Podemos, izquierda).

El PSOE es el partido con más diputados, ganó la presidencia y tendrá más y más importantes ministerios. Pero el gran triunfador de esta primera jornada es Podemos, no porque accederá al gobierno con su principal líder, Pablo Iglesias, en una vicepresidencia social, y cuatro ministros, sino porque llega a ese resultado manteniendo en alto las banderas de la justicia social, la democracia y el diálogo y la negociación para resolver los demandas nacionales.

En el anterior intento de fomación de gobierno, en octubre de 2019, Podemos tendría varios ministerios y una vicepresidencia, pero era la oferta socialista era más de decoración que de competencias reales. Podemos se mantuvo firme y enfrentó el riesgo de rechazar unos sillones vistosos pero sin poder para llevar adelante políticas de justicia social.

Hoy se conforma un gobierno con base en un pacto que incluye la subida de los salarios mínimos y de las pensiones, derogación de la reforma laboral retrógada impuesta por el Partido Popular, garantías para los inquilinos y para los consumidores, fortalecimiento de las políticas de igualdad de género y de la educación superior.

En el ámbito de la política el triunfo de Podemos es también el triunfo de la unidad de la izquierda, de la apertura a todas las corrientes, sin complejos, sin sectarismos, sin prejuicios. Conviven en Podemos socialdemócratas de izquierda y comunistas, luchadores de las fábricas, de las universidades, de los campos, de todas las naciones que conforman la España actual. Dos de los ministros que estarán en el nuevo gobierno vienen de las filas comunistas, una de ellas de larga experiencia en el movimiento sindical.

No menos importante es el aporte moral de Podemos a la política. La lealtad, la discusión y la lucha interna sin artimañas han sido hasta ahora un bastión en la cultura política predicada y practicada por Pablo Iglesias y sus colaboradores más cercanos.

Será un gobierno difícil, con una mayoría precaria en el Congreso, con importantes contradicciones internas, todos obligados a negociar, a dialogar, a transigir. Los límites de cada uno decidirán cuánto trecho caminarán juntos.

Así es la política. Si hacen las cosas bien, vendrán tiempos mejores para España y para los que forman la actual coalición gobernante.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s